5 maneras de mantener alejados a los mosquitos
Solo toma unos minutos estar afuera, especialmente al atardecer, para que desarrolles un profundo desprecio por los mosquitos. Y como si no fuera suficiente el zumbido incesante cerca de tus orejas y el banquete que se dan con tus brazos y piernas expuestos, los mosquitos pueden transmitir una serie de enfermedades infecciosas, un hecho que eleva a los insectos de solo una molestia a un riesgo directo para la salud.

Claro, puedes comprar gran variedad de dispositivos diseñados para repeler, capturar y matar a los insectos. Pero, por muy gratificante que parezca tener todos estos repelentes y atrapa-insectos electrificados, pocos o ninguno de estos productos son efectivos cuando se trata de controlar la población de mosquitos en tu jardín.

1. Usa pantallas o mosquiteros

Maximiza el aire fresco en el interior, pero coloca una barrera a prueba de insectos. Gangloff-Kaufmann aconseja usar pantallas o mosquiteros en todas las ventanas y puertas que mantengas abiertas. Esto permite que entre en tu casa la brisa cruzada, pero los espacios de las pantallas son tan pequeñitos que no permiten la entrada de los mosquitos.

 

Considera cerrar el porche de tu casa también con tela metálica. “Las pantallas son simplemente el mejor dispositivo de control de mosquitos que puedes encontrar”, dice ella. “Estas fueron la forma original para el control de plagas, y por una buena razón”.

Si ya tienes pantallas, revisa las juntas alrededor de los bordes y ten a mano un juego de reparación para cualquier rasgadura.

2. Tira el agua estancada

“Los mosquitos se reproducen en el agua”, dice Gangloff-Kaufmann”, y pueden hacerlo incluso en la pequeña cantidad de agua que cabe en una tapa de botella”.

Eso significa que es imprescindible tirar el agua que se acumula en los juguetes de agua que tienes afuera y retira las carretillas y otros implementos para actividades al aire libre que puedan atrapar agua después de que llueve. Mantén las canaletas y tuberías de drenaje libres de hojas, las hojas y las ramas que allí caen pueden hacer que el agua se acumule.

 

En tan solo 4 días, los huevos que los mosquitos ponen en el agua se convierten en ninfas. Así que, si llueve un lunes, no esperes hasta el fin de semana para deshacerte del agua estancada. Para ese entonces podría ya ser muy tarde.

3. Mantén tu patio bajo control

Usa una cortadora de césped, un cortabordes o incluso una sierra de cadena para cortar la hierba crecida, la maleza y las ramas de los árboles.

“Los mosquitos prefieren lugares más frescos en la sombra”, dice Gangloff-Kaufmann.

Al cortar la hierba crecida o las ramas que proyectan sombra en tu jardín, haces que el hábitat que rodea tu hogar sea mucho menos atractivo para los mosquitos.

Dejar entrar más sol también ayuda a que se sequen los lugares húmedos. Si tu césped está en un terreno irregular o hay un espacio vacío, llénala con tierra vegetal y siembra semillas de pasto. Si lo dejas sin rellenar, se acumulará agua de lluvia en cualquier hueco y proporcionará un caldo de cultivo potencial.

4. Usa ventiladores o abanicos incluso al aire libre

CR ha puesto a prueba 3 métodos para controlar la actividad de los mosquitos en una zona extensa: velas de citronela, ventilador de pedestal con movimiento oscilatorio y difusores de geraniol que funcionan con baterías, un repelente natural derivado de las plantas. Descubrimos que el ventilador era mucho más efectivo que las velas de citronela o el difusor de geraniol.

 

De hecho, nuestras pruebas mostraron que el ventilador redujo de 65% a 45% las picaduras de mosquitos en las personas sentadas cerca del ventilador.

“Hay una razón por la que ves ventiladores de pórtico en zonas donde abundan los mosquitos como en los trópicos”, dice Gangloff-Kaufmann.

Ella señala que si bien un ventilador hace que sea más difícil para los mosquitos volar contra la brisa constante, también ayuda a dispersar el dióxido de carbono que emiten los humanos. Ese beneficio secundario es bueno porque los mosquitos detectan el compuesto en el aire que exhalamos, lo que los guía cuando buscan su alimento.

5. Cúbrete y usa repelente

Por mucho que los pasos anteriores ayuden a reducir la cantidad de mosquitos en tu jardín, controlar la población mayor requiere esfuerzos comunitarios específicos. “Incluso si tú sigues las reglas, el patio de tu vecino podría ser un criadero de mosquitos”, dice Gangloff-Kaufmann.

Para protegerte de las picaduras, usa manga larga, un repelente de insectos eficaz, como el repelente de insectos Total Home Woodland Scent de CVS, que cuesta $7, y evita salir en los horarios cuando los mosquitos están más activos buscando alimentarse: al amanecer y atardecer para el mosquito de casa en el norte del país, que es la variedad más común en la mayoría de los Estados Unidos. Estas medidas de seguridad pueden minimizar tu exposición, reduciendo el riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, para que puedas disfrutar del aire libre con mayor tranquilidad.

Escrito Por Redacción R
Thursday, November 8, 2018
Compartir:  
Facebook Twitter
<<<< Atras